Síguenos:

Tratamientos para tu rostro

Resultados naturales, armonía y sencillez. Tu más jovial y saludable.

Tus arrugas.

Con el paso del tiempo, la piel pierde elasticidad, firmeza y se muestra deshidratada. La producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico se ralentiza y consecuencia de ello es la aparición de esos pequeños pliegues inestéticos en tu rostro que tanto te incomodan.
Además del envejecimiento natural, factores como el estrés, trastornos hormonales, tabaco, exposición solar, agentes contaminantes, falta de sueño, entre otros contribuyen a acelerar este proceso oxidativo.
A estas arrugas estáticas hay que sumarle las provocadas por el movimiento repetitivo de la musculatura facial sobre esta piel ya envejecida, que da lugar a las llamadas arrugas dinámicas de cara, cuello y escote. En la cara, las zonas más afectadas por los movimientos de expresión son la frente, patas de gallo, entrecejo, surco nasolabial, código de barras o las llamadas líneas de marioneta.
Consulta nuestra soluciones para cada una de ellas.

Nuestras soluciones:

Pérdida de Volúmenes.

A partir de los 25 años comienza el proceso de envejecimiento de la piel. La producción de colágeno y elastina disminuye y el rostro pierde elasticidad y firmeza. En las mujeres jóvenes, el rostro tiene forma de triángulo invertido, con el paso de los años el tercio inferior se ensancha y se pierde definición en el óvalo de la cara. La edad y los cambios de peso provocan la pérdida de los compartimentos grasos que nos proporcionan un aspecto natural. Cuando esta pérdida es importante se verán comprometidas zonas como la frente, que se muestra mas plana, los pómulos o el mentón. La medicina estética puede tratar y prevenir este problema con resultados muy naturales si aún no es demasiado evidente.

Nuestras soluciones:

Flacidez del Rostro.

Tarde o temprano, la piel del rostro comienza a ceder, se vuelve flácida y comenzamos a tener un aspecto cansado. Los fibroblastos son las células responsables de la producción de colágeno y elastina de nuestra piel. Estos van disminuyendo su actividad y en consecuencia, disminuye la firmeza y la elasticidad de la misma. A esto le añadimos la pérdida de los compartimentos grasos y la rearbsorción osea que se produce con la edad y otros factores. Esta flacidez se hará manifiesta con la caída de cejas, las ojeras, la caída de pómulos, la acentuación de los surcos nasolabiales y las lineas de marioneta, así como la perdida de la línea mandibular, entre otras. La reposición preventiva de la piel y tejido celular subcutáneo, retrasará la necesidad de tratamientos más agresivos, haciéndolos incluso innecesarios en muchas ocasiones.

Nuestras soluciones:

Tu Mirada.

Pesadez de Párpados: La piel periocular es más delgada que el resto de la cara. El envejecimiento de esta zona y la pérdida de tono muscular y el compartimento graso de la ceja  provocan una caída del párpado,  originando un pliegue superior, que le da a la mirada un aspecto apagado, triste, cansado. La solución definitiva pasa por el quirófano, pero en ocasiones, podemos mejorar la zona mediante procedimientos sencillos y retrasar su envejecimiento de forma natural.

Nuestras soluciones: 

Ojeras: La aparición de ojeras está relacionada, a menudo, con factores hereditarios y suele manifestarse a edades tempranas. Hay varios componentes que pueden dar ese aspecto cansado y triste a nuestra mirada. En primer lugar, la piel del parpado es muy fina y puede hacer que la red sanguínea y linfática de la zona se transparente, colaborando a ello el éxtasis sanguíneo que aparece en algunos pacientes. Por otro lado, la zona puede estar pigmentada por un exceso de melanina, lo que contribuye a dar un aspecto de sombra comúnmente, llamado “ojos de mapache”. Por último, la perdida de la grasa que se distribuye entre el musculo y la piel hace que se muestra la zona hundida, a ves incluso a edades muy tempranas.

Nuestras soluciones:

Bolsas palpebrales: Las bolsas palpebrales son acúmulos de grasa y/o agua que se producen por desplazamiento de los tejidos grasos y por pérdida de tono de la pared palpebral. La solución definitiva es quirúrgica, aunque en algunas ocasiones podemos disimularlas con técnicas de infiltración, fundamentalmente con productos que no capten agua, como el “Plasma Gel”.

Nuestras soluciones:

Tu Nariz.

Las deformidades nasales pueden corregirse con pequeñas infiltraciones de AH u otros productos mas duraderos.. Rectificar el dorso, elevar la punta, corregir asimetrías o eliminar gibas es posible mediante estas infiltraciones, poco invasivas, alternativas a los procedimientos quirúrgicos, que permiten un retorno a la actividad cotidiana inmediato y que presentan resultados duraderos, en torno a los 18 meses.

Nuestras soluciones:

Tus Orejas.

El envejecimiento de la oreja provoca una pérdida de volumen y elasticidad del lóbulo de la oreja, y el uso continuado de pendientes da lugar al desgarro del mismo.  La zona preauricular suele mostrar arrugas verticales provocadas por la pérdida de grasa y elasticidad de la zona.

Nuestras soluciones:

Papada o Doble Mentón.

La papada es el acúmulo de grasa bajo el mentón, que puede aparecer tanto en mujeres como en hombres y  a cualquier edad. Factores hereditarios familiares pueden hacer que aparezca a edades tempranas. La piel fina del cuello acaba descolgándose por efecto del peso y se agrava con la edad y el aumento de peso, llegando a desdibujar el rostro. Incluso con la dieta y la perdida de peso, el problema no suele resolverse y debemos recurrir a soluciones estéticas.

 

Nuestra soluciones:  

    • Lipólisis con Laser.
    • HIFU
    • Radiofrecuencia

¿En que podemos ayudarte?

Dejanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.
logo clínica lombardo sevilla negro

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipisicing elit, sed do eiusmod

Instagram
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No se ha encontrado ningún feed.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para crear un feed.

Abrir chat
¿Quieres más información?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?